INMOBILIARIAS VEN REACTIVACION EN 2018, PERO AFIRMAN QUE TRABAS MUNICIPALES ELEVARAN PRECIOS DE VIVIENDA

Las compañías aseguran que sus ventas están en niveles sanos, aunque reconocen que existen restricciones de financiamiento hipotecario a clientes, situación que en algunos casos ha elevado los desistimientos.

El bajón en el sector de la construcción en el inicio de 2017 no desanima a las inmobiliarias, que ven en 2018 -o algunas en fines de este año- el inicio de un período de mayor dinamismo para la industria, en particular el segmento residencial. Esto, por mejores expectativas para la economía y el cambio de gobierno.

La actividad de la construcción, medida por el índice Imacon que elabora la Cámara Chilena de la Construcción, descendió 4,7% en febrero pasado, respecto de igual mes de 2016, con lo que acumuló seis meses seguidos de retrocesos anuales. Así lo informó la semana pasada dicho gremio, desde donde admitieron que se podría hablar de una “recesión sectorial”. A la vez, un informe de Colliers International indicó que las ventas de viviendas nuevas en el Gran Santiago cayeron 25% anual en el primer trimestre.

Pese a ello, importantes inmobiliarias locales tienen una visión optimista y la mayoría admite que sus ventas están en niveles sanos si se comparan con años “normales”, sin el efecto que derivó de 2015, cuando las personas aceleraron sus compras por la aplicación de IVA a la venta de viviendas, medida ligada a la reforma tributaria.

Pero en el sector reconocen que las restricciones de financiamiento hipotecario a clientes han hecho subir los desistimientos de promesas de compraventa. Asimismo, afirman que la fuerte caída en los permisos de construcción obedece a las restricciones municipales y que esa situación hará subir los precios por haber menos proyectos en oferta.

El subcomponente del Imacon que más fuerte bajó en febrero fue “permisos de edificación”, el cual cedió 13,4% anual. En enero ya había disminuido 24,5% en 12 meses.

Fuente: El Mercurio

Share