La importancia de establecer un valor aterrizado a la realidad del momento

En ACOP precisan que la tasación y valorización cobran mayor importancia en tiempos de desaceleración económica porque las partes involucradas, ya sea el oferente o el demandante de un bien raíz, “desean obtener el mejor precio sobre la propiedad, y este tipo de servicios permite aterrizar de una manera objetiva las pretensiones de las partes”.

La tasación y valorización de bienes raíces son importantes porque permiten saber el valor actual de una propiedad en relación a las condiciones vigentes del mercado y las perspectivas de desarrollo del sector donde se ubica. Son útiles, además, ya que si se trata de una compraventa, arriendo, transferencia, herencia, etc., se establece un valor aterrizado a la realidad del momento.

En el Departamento de Estudios de ACOP Cámara explican que la tasación es una herramienta de carácter técnico que determina el valor de una propiedad en base a elementos, características y criterios comunes o más universales; mientras que al valorar un bien raíz se consideran elementos subjetivos que en el mediano y largo plazo pueden incidir en el valor de la propiedad, y que la hagan más o menos atractiva.

En relación a cuánto cuesta tasar y valor hoy un bien raíz, en la entidad destacan que para una propiedad habitacional el costo del servicio es de aproximadamente 4UF, tardando en promedio, entre la inspección en terreno más la generación del informe de tasación, unos cinco días. “Todo dependerá de la complejidad que presente el bien raíz y de la información comparativa que se disponga”

En propiedades no habitacionales, sostienen, los valores del servicio son relativos, ya que dependen del tipo de bien raíz, ubicación, cantidad de inmuebles a tasar o valorar, objetivo de la tasación o valoración, entre otros.

¿TASAR O VALORIZAR?

En ACOP precisan que estos servicios de tasación y valorización de bienes raíces cobran mayor importancia en tiempos de desaceleración económica porque las partes involucradas, ya sea el oferente o el demandante de un bien raíz, “desean obtener el mejor precio sobre la propiedad, y este tipo de servicios permite aterrizar de una manera objetiva las pretensiones de las partes”.

Precisan, asimismo, que al menos en la parte habitacional, este servicio va de la mano con el comportamiento de las operaciones hipotecarias. “No obstante, en un escenario como el actual, los inversionistas en bienes raíces habitacionales necesitan claridad respecto al valor de sus inversiones (propiedades). Las empresas, en tanto requieren una visión técnica para determinar el valor de sus bienes raíces, ya que una variación en el precio o valor de las propiedades afectan sus estados financieros”.

Agregan, asimismo, que en el caso de las propiedades no habitacionales la demanda en cierta forma es más estacional, ya que su tasación o valorización incide en el estado financiero de una empresa o de un inversionista inmobiliario, o se requiere cuando existe una operación real de compraventa sobre el bien raíz.

SERVICIOS PROFESIONALES

“Un corredor de propiedades ACOP es un profesional capacitado para determinar el valor adecuado de una propiedad de forma objetiva, su experiencia y conocimiento del mercado lo hacen idóneo para esta labor”, destacan en la entidad en cuanto a la importancia de que las personas siempre contraten los servicios de profesionales reconocidos en el mercado.

Y agregan: “como agente intermediario de bienes raíces, un corredor de propiedades ACOP es un conocedor del mercado y de las expectativas tanto de los oferentes como los demandantes de propiedades, por lo que se le facilita el determinar el mejor valor para una operación inmobiliaria”.

Fuente: El Mercurio

Share